image

yoga y ayurveda

La palabra ayurveda significa literalmente “la ciencia o el conocimiento de la vida” y es el sistema de medicina tradicional de la India reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Su origen se remonta a más de 5000 años y es ampliamente considerada la forma de sanación más antigua del mundo. Es eficaz para la prevención y curación de enfermedades, la preservación de la salud y la promoción de la longevidad.

A diferencia del sistema de medicina occidental, el ayurveda es un sistema global que integra el cuerpo, la mente y el espíritu, y trata la causa de la enfermedad o el desequilibrio en vez de centrarse sólo en los síntomas.

Está orientado a lograr el rejuvenecimiento y a restablecer el equilibrio corporal. A través de las técnicas de Panchakarma, el cuerpo logra depurar las toxinas acumuladas en nuestro organismo (sistema digestivo, respiratorio, circulatorio, endocrino, renal, órganos, hormonas, piel…) y que las impurezas que vamos depurando, no sean reabsorbidas por el cuerpo y se eliminen de forma natural.

Por qué un “panchakarma” o retiro DETOX

Retiro yoga y ayurveda 2014La desintoxicación es la manera de liberar el cuerpo de toxinas.

El cuerpo necesita procesos depurativos para eliminar todas las toxinas que se han ido acumulando a lo largo de nuestra vida, no sólo a través de una incorrecta alimentación, sino también por estrés, malos hábitos o medicación.

La acumulación de substancias tóxicas en el cuerpo puede causar, con el tiempo, enfermedades, un sistema inmunológico débil y un estado de ánimo fluctuante. Lo que comemos, tocamos, respiramos, escuchamos, vemos e incluso pensamos, intoxica nuestro cuerpo y afecta directamente a órganos vitales y sistemas del organismo.

De acuerdo con “La Ciencia de la Vida”, el ayurveda, cada individuo es un fenómeno único, una personalidad única. Nuestra individualidad esencial está siendo bombardeada continuamente por numerosas fuerzas: cambios por la edad, medio ambiente, estaciones climáticas, sentimientos, pensamientos, emociones, la calidad y cantidad de comida que comemos. Todo esto nos afecta continuamente produciendo cambios bioquímicos sutiles que finalmente llevan a la enfermedad.

Algunos de los síntomas que pueden indicarte que estás intoxicado: pesadez, fatiga y baja energía, flatulencia o gases, acidez y digestión lenta. Exceso de peso y ansiedad por comer. Alergia a ciertos tipos de alimentos. Dolores de cabeza frecuentes. Problemas al dormir. Mal aliento y sensación de sed. Frecuentes resfriados con mucha flema, constipación. Problemas en la piel como erupciones, eccemas y resequedad. Enrojecimiento en los ojos y bolsas debajo de ellos. Caída del cabello. Hemorroides, mal humor, cambios hormonales, etc..

yoga

Retiro Yoga y AYurveda India 2014La tensión en el cuerpo es una de las causas más frecuentes de una larga lista de enfermedades físicas o mentales. Aunque no seamos conscientes de ello, las tensiones provocan una serie de contracciones musculares que generan un desgaste y deterioro del cuerpo provocando que muchas de las actividades del organismo no realicen sus funciones de forma adecuada.

Si crees que no tienes tensiones en tu cuerpo, solo basta con decirle a tus hombros y a tus brazos que se relajen en este momento: ¿Observas el cambio? Así está todo nuestro cuerpo, en constante tensión. Y a la larga, esas tensiones se convierten en enfermedades. Para evitarlo existen muchas herramientas como el yoga, una práctica milenaria que ayuda a reducir enormemente las tensiones que se van acumulando en el cuerpo.

Considerada una de las prácticas más beneficiosas para la salud, el yoga no sólo ayuda a calmar el sistema nervioso sino a que el cuerpo se estire y tonifique. Al realizar estiramientos sincronizados con la respiración y posturas especiales que el cuerpo nunca realiza, éste se fortalece y libera no sólo tensión, sino las toxinas acumuladas en músculos y articulaciones. Además, el Yoga nos enseña técnicas de respiración que ayudan a movilizar sustancias dañinas en el cuerpo y alcalinizar el ph sanguíneo.

Durante los días del retiro disfrutarás de una clase al comenzar el día de Hatha yoga dinámico, Vinyasa o variaciones sobre la primera serie de Ashtanga, según la energía y nivel del grupo. Las clases de la tarde, acompañadas por la puesta de sol y la energía del atardecer, invitan a una clase más meditativa y pausada. Tendremos la oportunidad de practicar yoga Nidra y meditaciones guiadas, Yin o Tantra yoga así como pranayama (ejercicios respiratorios)

ayurveda y yoga, la sabiduría de dos ciencias hermanas al servicio de tu salud y bienestar.

Reserva tu plaza