image

¿Qué es el masaje tailandés?

El masaje tailandés o “masaje thai” es una terapia de la medicina tradicional tailandesa que tiene sus orígenes en el Ayurveda de la India y en la medicina tradicional China. También conocido como el “yoga pasivo”, el masaje tailandés reúne en una perfecta armonía, cualidades de diferentes disciplinas de Oriente como el yoga, la digitopresión y la meditación. Con más de 2500 años de historia, se ha ido transmitiendo de generación en generación y ha llegado hasta nosotros como una posibilidad más para obtener la salud, bienestar y paz interior.

Al igual que el yoga, el masaje tailandés se fundamenta en principios energéticos y en una concepción holística del ser humano. Las técnicas para aplicar este masaje son básicamente dos: presiones y estiramientos con el objetivo de restablecer el flujo de la energía vital (prana, qi o chi) y lograr un equilibrio físico, mental y emocional.
Con las presiones profundas y precisas de las “líneas Sen” o canales energéticos que recorren todo nuestro cuerpo se busca el desbloqueo tanto muscular como de la energía bloqueada.
Por medio de los estiramientos se intenta recuperar poco a poco la flexibilidad perdida y se lleva al receptor a posturas inspiradas en el yoga, lo que le permite alcanzar un estado de relajación profunda.

4 verdades del masaje tradicional tailandés

Terapia sanadora, tradición cultural, legado histórico, teoría filosófica… El masaje tradicional tailandés es salud y aún más, patrimonio del planeta por su aporte al bienestar y la felicidad común.

1-. NUAD BORAN: Al mundialmente conocido masaje tailandés o masaje thai los nativos del país lo llaman “Nuad Boran”. “Nuad” viene a decir presión o tacto curativo y “Boran” significa antiguo. Esta técnica recibe aun más denominaciones: yoga tailandés, masaje tailandés de origen norteño, estilo Buntautuk, yoga pasivo, trabajo corporal thai…

2-. TRADICIÓN MILENARIA: El masaje tailandés tiene como precursor a cierto médico llamado Shivago Komarpaj que vivió en la India 2.500 años atrás. Shivago tuvo a Buda como paciente y combinó la tradición china y el Ayurveda para crear las cuatro ramas de la medicina tradicional tailandesa: remedios herbales, nutrición, prácticas espirituales y masaje thai. Los masajistas tailandeses veneran a Shivago Komarpaj con una letanía: “Om namo Jivakakomaraphtjo Phuchaya”. Hoy no quedan vestigios ni pruebas documentales del Nuad Boran orginal. Su destrucción se achaca a la ocupación birmana que Tailandia sufrió en 1776. En el tempo budista de Wat Po, en Bangkok, se conservan los fragmentos que se salvaron y que el rey Rama III ordenó grabar en piedra.

3-. IOM y SEN: Los pulmones inhalan “iom”, el aire que recorre los 72.000 caminos o “sen” que surcan el cuerpo. El masaje tailandés se focaliza en las principales vías “sen” mediante presiones de puntos localizados. Además, en cierta fase de la sesión se realizan estiramientos al estilo de yoga, para estimular las lineas sen y mover el Iom por todo el organismo. La respiración consciente marca el ritmo regular del masaje en el que el fluido de inhalaciones y exhalaciones del masajista se armoniza con el del paciente.

4-. TIERRA AGUA, FUEGO y AIRE: El masaje tailandés busca armonizar la energía y el fluir en el cuerpo del paciente y equilibrar los cuatro elementos fundamentales del cuerpo:

:: Tierra :: el cuerpo sólido, los huesos, músculos, etc.
:: Agua :: sangre y secreciones
:: Fuego :: digestión y metabolismo
:: Aire :: respiración y circulación sanguínea.

¿Es este viaje para mí?

Este viaje va dirigido a todas las personas que quieran:

::: conocer Tailandia a un ritmo relajado y sin prisas disfrutando de cada momento
::: practicar o iniciarse en la práctica de yoga a la vez que viajan
::: experimentar, aprender o profundizar en el mundo del masaje tailandés

…o simplemente, para aquellas personas que quieran disfrutar de sensaciones diferentes enriqueciendo la experiencia de viajar con la práctica de yoga y masaje tailandés.

Te haremos una introducción de esta técnica milenaria y conocimientos básicos/teóricos, así como la práctica de diferentes manipulaciones creando una secuencia con el fin de tratar diferentes patologías de la columna vertebral conservando su movilidad y elasticidad con el fin de que podáis gozar del arte del contacto y asimismo aplicarlo en vuestras vida para familiares, pareja o amigos.

No hace falta tener experiencia previa o contar con determinados conocimientos ni ninguna condición o forma física.

La práctica de yoga y masaje tailandés será como la filosofía de nuestros viajes: libertad para unirte o no cuando tu lo desees y flexibilidad total. Queremos que este viaje sea TU viaje.

¿Te vienes con nosotros a conocer Tailandia a la vez que practicas yoga y masaje tailandés?

Reserva tu plaza