image

Viaje Myanmar yoga: cómo viajamos

La combinación de viajar & yoga es la guinda perfecta en la experiencia de un viaje. Además de aportarte beneficios físicos, su práctica continuada te cambiará la percepción de ti mismo y la del mundo que te rodea.

Nuestros viajes de yoga los ofrecemos de la mano del Paso Noroeste (agencia de aventura de la que formamos parte) y con la que compartimos 100% su filosofía y forma de viajar, aunque con un ritmo más suave, “slow travelling” y como la filosofía del yoga: disfrutando de cada momento, en el presente y sin pretender abarcar todo.

Viaje yoga IndiaViajamos un grupo pequeño de 5 a 11 personas, sin reservas, descubriendo y construyendo el día a día y dejando que el destino y su gente nos sorprendan. Normalmente los viajeros que se unen a nuestras aventuras lo hacen de forma individual, lo cual es una buenísima oportunidad para hacer nuevos amigos.

Recomendamos viajar con mochila pero el viaje también puede hacerse con maleta-trolley. Aunque se lleva una ruta diseñada para cubrir lo más importante del destino, la flexibilidad es absoluta dependiendo del ritmo y gustos del grupo. Se celebrarán reuniones regularmente entre el coordinador y los viajeros, para ir detallando el itinerario y el ritmo a seguir y por democracia, se tomarán decisiones. Eso pide tener una mente abierta, flexible y con capacidad de adaptación y aceptación a una nueva cultura y forma de vida por parte de todos.

Los desplazamientos serán en transporte local (bus, tren, tuktuk, barco o lo que haga falta…), dormimos en alojamientos locales sencillos, sin grandes lujos pero en la medida de lo posible con “cierto” encanto (guesthouses, homestay, hotelitos familiares…) Buscaremos siempre potenciar las economías locales, nada de grandes cadenas hoteleras ni multinacionales, intentando profundizar en el conocimiento del país y lo que conlleva: impregnarnos de su cultura, costumbres, historia, vida local, gastronomía, de sus gentes…

Viaje yoga MyanmarDurante todo el viaje estaréis acompañados de Emma, coordinadora y profesora de yoga que os guiará cada día en la práctica de yoga además de gestionar la logística del viaje y compartir la belleza y maravilla de un país que ama.

A veces y según las actividades del día, vuestra práctica de yoga será por la mañana. Otras, haréis yoga en la puesta de sol, o estaréis viajando o cansados y no haréis… La práctica de yoga es como la filosofía del viaje: libertad para unirte cuando lo desees y flexibilidad total.
Vuestra coordi-yogi conoce bien el destino así que ella os orientará, sugerirá y recomendará las mejores opciones para dormir, comer, hacer, qué no perderse y los lugares y rincones más especiales. Un mes antes del viaje y a través de un foro, nos presentamos y vamos preparando todo lo necesario para el viaje (qué ruta vamos a seguir, preparativos, equipaje, qué llevar, vacunas…)

Aqui te dejamos un video que resume muy bien nuestra filosofía y forma de viajar.

Las funciones del coordi-yogi

Su labor en este viaje será gestionar la logística del viaje e impartir las clases de yoga.
Esto significa que aunque no es una guía conoce el destino, así que os recomendamos confiar en el criterio y la experiencia de la coordinadora, escuchar sus sugerencias y dejarse aconsejar por sus conocimientos en el mismo.

Asesorará en los estilos de yoga que existen recomendando cual puede ir mejor para cada uno (dicen que hay un estilo de yoga para cada persona) y procurando que, sea cual sea tu condición y estado físico o tu nivel de experiencia del yoga, le saques el mayor partido a cada sesión.

Durante el viaje podrá proponer alternativas o introducir momentos libres, clases de yoga, etc… siempre y cuando la situación o el programa lo permitan.
Dependiendo del tiempo que se emplee en visitar ciertos lugares, el estado de las carreteras y los transportes y otros condicionantes inherentes al país se podrá cumplir con todo el programa descrito.

Viaje yoga Myanmar¿Cuándo haremos yoga?

Intentaremos practicar yoga diariamente allá donde sea posible y donde el tiempo y circunstancias lo permitan: siempre al aire libre, al atardecer o amanecer, entre templos, junto a un lago, en las terrazas de los hoteles… Nuestra shala de yoga cada día siempre tendrá un denominador común: lugares energéticos y de belleza natural.

Las clases son básicamente de Hatha pero durante el viaje y en función del nivel del grupo y circunstancias, las clases podrán ser más o menos dinámicas (tipo Vinyasa) o con un flow más lento (similar a Yin yoga) A veces y según las actividades del día, vuestra práctica de yoga será por la mañana. Otras, haréis yoga en la puesta de sol… Otras estaréis viajando o cansados y no haréis… La práctica de yoga es como la filosofía del viaje: libertad para unirte cuando lo desees y flexibilidad total.

Alojamientos

Viaje yoga MyanmarSiguiendo nuesrra filosofía de promover las economías locales, nos hospedaremos en pequeños hoteles de propiedad familiar y NO regentados por la junta militar. En nuestra filosofía prevalece la sencillez pero a la vez acogedor y con cierto encanto. Hormigas u otros insectos son a veces compañeros de habitación no invitados. La aventura implica muchas veces compartir la habitación. Dependerá de la cantidad de camas y de la proporción hombres y mujeres en el grupo que las habitaciones sean mixtas o no.

Condición física

Viaje yoga MyanmarNo es necesario ningún tipo de condición física para este viaje ni tener experiencia previa con el yoga. Es un viaje donde se va a hacer hincapié en la práctica del yoga durante varios días a lo largo del viaje pero por supuesto no será una actividad obligatoria. Además habrá que aguantar el calor que pueda hacer en ciertas zonas y algún largo trayecto por tren o en carretera.

Es requisito indispensable el tener una mentalidad positiva y abierta, espíritu de grupo y capacidad de adaptación para aguantar mejor las condiciones meteorológicas adversas, la falta de confort e higiene y el cansancio que son las causas que pueden hacer que el viaje resulte duro.

En este viaje realizaremos un trekking desde Kallaw que aunque no es muy exigente físicamente y con subidas muy suaves, puede resultar duro para personas que no estén acostumbradas a andar (5 o 6 horas al día). En cualquier caso siempre tendrás opciones si prefieres no caminar y esperar al grupo en el siguiente destino (lago Inle).

Transporte

Viaje yoga MyanmarNos desplazaremos la mayor parte del tiempo en transporte público. Para cubrir las largas distancias utilizaremos autobuses nocturnos bastante cómodos donde se puede dormir bastante bien. Recordad que visitamos uno de los paises menos desarrollados en infraestructuras del Sudeste asiático, por lo que a veces el estado de las carreteras no es el deseado.

En algún momento en Bagan o el lago Inle podemos alquilar alguna vez una bicicleta para pasear y recorrer la zona a nuestro aire. En el lago Inle viajaremos en lancha y si podemos desde Mandalay hasta Bagán, tomaremos un barco lento que nos lleve en un agradable viaje por el río Ayeyarwady.

Gastronomía

Viaje yoga MyanmarLa cocina birmana tiene fuertes influencias tailandesas, chinas e indias, por lo que el arroz es la base fundamental de cualquier plato, generalmente acompañado por algún tipo de curry de pescado, pollo o cordero, generalmente algo picante. Apenas se come cerdo o ternera.

Las verduras y las ensaladas son también frecuentes en la comida birmana así como los fideos o noodle, (generalmente de arroz) así como las lentejas al estilo indio o dhal.
El té birmano es la bebida más extendida y se toma con leche y mucho azúcar, como el chai indio, aunque también es habitual ver el té al estilo chino, gratuito en muchos restaurantes y puestos

Viaje yoga Myanmar: viaja al país de la eterna sonrisa… ¿Te vienes con nosotros?

Reserva tu plaza