image

Viaje yoga Tíbet, China y Nepal: ¿cómo viajamos?

La combinación de viajar & yoga es la guinda perfecta en la experiencia de un viaje.

Además de aportarte beneficios físicos, su práctica continuada te cambiará la percepción de ti mismo y la del mundo que te rodea…

Viaje yoga TibetNuestros viajes de yoga los ofrecemos de la mano del Paso Noroeste (agencia de aventura de la que formamos parte) y con la que compartimos 100% su filosofía y forma de viajar, aunque con un ritmo más suave, “slow travelling” y como la filosofía del yoga: disfrutando de cada momento, en el presente y sin pretender abarcar todo.

Abiertos a todo tipo de personas que quieran conocer el país de una forma más auténtica y a un ritmo relajado. Son viajes especiales, diferentes, slow travel… Nos permitirán disfrutar el destino al mismo tiempo que profundizamos en la práctica del yoga adaptada para todos los niveles. NO se requiere experiencia previa. Este es un viaje diferente para viajeros diferentes, donde la filosofía del viaje es como la filosofía del yoga: libertad y flexibilidad.

Viajaremos en un grupo pequeño de 5 a 11 personas acompañados de nuestra coordi Emma, sin reservas (excepto toda la parte de Tibet ya que es necesario llevarla contratada), descubriendo, construyendo el día a día y dejando que el destino y su gente nos sorprendan. Normalmente los viajeros que se unen a nuestras aventuras lo hacen de forma individual, lo cual es una buenísima oportunidad para hacer nuevos amigos.

Viaje yoga ChinaRecomendamos viajar con mochila aunque el viaje también puede hacerse con maleta-trolley. Como en todos nuestros viajes llevaremos una ruta diseñada para cubrir lo más importante del destino, con flexibilidad dependiendo del ritmo y gustos del grupo y abierto a todas las sorpresas del camino. Sin embargo en este viaje por exigencias y requisitos de las autoridades chinas, tanto el viaje y días del tren del cielo como el tour en Tíbet, llevan fechas cerradas y tendremos que adaptarnos a las fechas estipuladas e itinerario.

Se celebrarán reuniones regularmente entre el coordinador y los viajeros para ir detallando el resto del itinerario y el ritmo a seguir y por democracia, se tomarán decisiones. Eso pide tener una mente abierta, flexible y con capacidad de adaptación y aceptación a una nueva cultura y forma de vida por parte de todos.

Y si aún te quedan dudas sobre cómo viajamos, aquí te dejamos un video que resume muy bien su filosofía y forma de viajar.

Las funciones del coordi-yogi

Vuestra coordi-yogi será la persona que coordinará el viaje en cuanto a la logística en transportes, alojamientos y actividades proponiendo alternativas en el caso que existan, introducir momentos libres, clases de yoga, etc… siempre y cuando la situación lo permitan. Ella será la que imparta las clases de yoga asesorando en los estilos que existen y recomendando cuál puede ir mejor para cada uno (dicen que hay un estilo de yoga para cada persona) y procurando que, sea cual sea tu condición y estado físico o tu nivel de experiencia del yoga, le saques el mayor partido a cada sesión.

Dependiendo del tiempo que se emplee en visitar ciertos lugares, el estado de las carreteras y los transportes y otros condicionantes inherentes al país se podrá cumplir con todo el programa descrito.

¿Cuándo haremos yoga?

Viaje yoga TíbetIntentaremos practicar yoga diariamente allá donde sea posible y donde el tiempo y circunstancias lo permitan. Al igual que nuestra filosofía de viaje, la práctica de yoga seguirá el mismo criterio: flexibilidad y libertad, y en esta aventura por China, Tíbet y hasta llegar a Nepal… ¡mucho más!… Unos días haremos nuestras sesiones al atardecer, otros al amanecer, y otros simplemente no lo haremos porque estaremos de viaje, cansados o nos apetece más otro plan.

Os recordamos que la función del yoga en los viajes es propiciar momentos de conexión con uno mismo además de ayudarnos a conseguir bienestar físico, emocional y mental. NO es un retiro para profundizar en la práctica de yoga y asanas como objetivo principal.

Es bueno que sepáis que en este viaje tendremos 3 extras añadidos al cansancio habitual de un viaje “normal”: la duración del viaje (24 días), el tour atravesando Tíbet (horas de carretera) y la altitud (llegaremos a los 5.000m). Por consiguiente, es muy probable que experimentéis físicamente dos etapas diferentes dentro de los 24 días: la primera parte visitando China con la normalidad habitual en un viaje (y donde las sesiones serán tal y como lo son habitualmente en nuestras aventuras: revitalizadoras en la mañana o restaurativas por la tarde)

Viaje yoga TíbetLa segunda etapa del viaje desde Tíbet y hasta llegar a Nepal cruzando los Himalayas, es posible que se pueda experimentar cierta debilidad y cansancio. Por ello, cada día las sesiones de yoga se adaptarán al ritmo, situación física y anímica del grupo.

Habrá días con clases de asanas, otros simplemente sesiones muy suaves de estiramientos en las paradas que nos ayuden a sobrellevar y recuperarnos de la altitud y por supuesto, días con meditaciones en templos y monasterios tibetanos y sesiones de pranayama o mantras que faciliten la oxigenación de nuestro cuerpo y mente. Vuestra coordi Emma será la que propondrá en cada momento y día (según las necesidades y situación del grupo) qué se hará como actividad de conexión o yoga.

Condición física

Viaje yoga TíbetDurante nuestro viaje por China, Tíbet y Nepal realizaremos excursiones para visitar todas las atracciones turísticas que tendremos que ver pero nada que no pueda hacer cualquiera que tenga una condición física normal.

No vamos a hacer trekkings por los Himalayas por lo que no hace falta tener una forma física especial para poder disfrutar de todas las maravillas que veremos en este viaje. Tan solo en Tíbet, y debido a la altitud puede ocasionarnos algún dolor de cabeza que no debe de tener mayores consecuencias. Si persiste con algún día de reposo suele ser suficiente.

En este tipo de viajes de aventura, es requisito indispensable tener una mentalidad positiva, espíritu de grupo y capacidad de adaptación para aguantar mejor las condiciones meteorológicas adversas, la falta de confort e higiene y el cansancio que son las causas que pueden hacer que el viaje resulte duro.

Alojamientos

Al igual que la práctica de yoga el tema de alojamientos tendrá también dos partes diferenciadas. En China se pueden encontrar desde los más suntuosos hoteles de las cadenas más prestigiosas hasta los más económicos y austeros establecimientos. Sin embargo en Tíbet no existe toda la variedad de alojamientos y calidades que el turista quisiera tener, especialmente en las zonas rurales, donde a veces, ni siquiera habrá otra opción.

Os informamos que no se puede visitar Tíbet de forma independiente, por lo que durante toda la estancia en la región y por requisito del gobierno chino el viaje lo realizaremos con una agencia local, que se encarga del transporte y alojamientos. Salvo esos 8 días, el resto lo realizaremos con nuestra filosofía de siempre.

Con el objetivo de promover las economías locales, nos hospedaremos en pequeños hoteles locales de propiedad familiar. En nuestra filosofía prevalece la sencillez pero a la vez acogedor. El servicio quizá algunas veces estará en la habitación y otras será compartido en el pasillo. En zonas rurales suele ser un agujero en el suelo. Hormigas u otros insectos son a veces compañeros de habitación no invitados, pero recordad que la aventura implica muchas veces compartir la habitación. Dependerá de la cantidad de camas y de la proporción hombres y mujeres en el grupo que las habitaciones no sean mixtas.

Situación política en Tíbet

Viaje yoga TíbetLa región autonómica de Tibet está gobernada por China y se encuentra bajo un régimen especial. No se puede viajar por libre y hay frecuentes controles de carretera para comprobar que se viaja con los permisos en regla, ya que para viajar a Tibet hay que solicitar un permiso especial que nuestros compañeros del Paso Noroeste se encargan de tramitarlo.

Debido a esto es importante comprender que no se pueden hacer manifestaciones políticas ni reivindicaciones de libertad de la región porque puede provocar problemas importantes como por ejemplo, la expulsión inmediata de todo el grupo. También es importante comprender que en ciertas ocasiones, cuando se realizan actos reivindicativos por parte del los tibetanos, el gobierno chino puede cerrar la zona al turismo, cancelando todos los permisos expedidos y no otorgando permisos nuevos, escapando esta situación de nuestro control.

En caso de que por alguna razón ajena a la agencia, el gobierno Chino decida revocar los permisos o cerrar la región al turismo, los viajeros podrán optar entre cambiarse a otro viaje, viajar en las mismas fechas a un destino alternativo que ofrezca la agencia o solicitar la devolución de los importes abonados.

Importante: en alguna ocasión se ha dado el caso que las autoridades chinas no han permitido el acceso al campamento base del Everest, por lo que esta visita siempre dependerá de que las autoridades locales permitan el acceso al mismo.

Transporte

Viaje yoga TíbetLos desplazamientos al igual que la práctica de yoga o el alojamiento también tendrán dos etapas diferenciadas durante el viaje: en el itinerario de China nos moveremos en transporte local (bus, tren o lo que haga falta…) sin olvidar el largo viaje en el tren del cielo donde además dormiremos. En la zona tibetana e Himalayas y hasta llegar a Katmandu, será en un minibus privado para nuestro grupo acompañados por un conductor y guía local tibetano.

A tener en cuenta:

~ Os recordamos que en este viaje vamos a recorrer más de 5.000kms cruzando China de este a oeste y el Tíbet hasta llegar a Nepal, y todo, por transporte terrestre. Significa que pasaremos bastantes horas tanto en el tren como en el minibús pero amigos… ¡acompañados de unos paisajes increíbles! En este viaje más que nunca: lo importante no es llegar, ¡sino disfrutar del camino!

~ Debido a la escasez de plazas en el “tren del cielo”, si por alguna razón no se consiguieran el trayecto se haría viajando via Xining (con cambio de tren) o eventualmente en avión.

IMG_9325~ Debido al terrible terremoto que vivió Nepal hace tres años la ruta terrestre de Lhasa a Kathmandu se cerró. Se ha abierto un nuevo paso de frontera y desde 2018 ya se puede cruzar por carretera a Nepal. En el fortuito caso de que aconteciera algún otro movimiento de tierra, lluvias o cualquier otra circunstancia y se corten las comunicaciones entre China y Nepal nos veríamos obligados a cambiar el itinerario de Tíbet para llegar hasta Nepal. En su lugar, haríamos una ruta circular por Tibet para luego volver a Lhasa y desde allí, volar a Kathmandu. En el caso que tuviéramos que hacer este cambio, el viajero se haría responsable del coste del vuelo de Lhasa a Kathmandú.

Clima

Viaje yoga Tíbet Al ser 3 países los que visitamos y uno de ellos tan grande, su variedad climática es enorme. El clima de Pekin en la época que vamos es caluroso con una media de 30ºC. En Tíbet y con la altitud es sin duda es un clima de montaña, pero los meses de verano durante el día el clima es apacible refrescando durante la noche.

Conforme nos adentremos en las montañas, más frío hace al caer la noche. Por contra, en Katmandú es caluroso y húmedo, pudiéndose producir alguna tormenta.

Cocina

China, al igual que sus paisajes, dialectos y gentes, tiene una variedad culinaria tremenda. En la zona norte es muy común la pasta rellena al vapor, el conocidísimo rollito primavera, y numerosas recetas a base de col, pollo y pescado de agua dulce. Además del delicioso pato pekinés o pato laqueado, o asados con verduras existen numerosos platos exquisitos, como sofrito de pollo y brotes de bambú o el cangrejo al vapor con corzo y camarones, aunque quizá sea una cocina menos sofisticada que la del este o del sur, de más éxito internacional.

En Tíbet es muy común el tsampa, una masa elaborada con harina y mantequilla de yak de gran valor energético. Los momos son muy frecuentes (empanadillas rellenas de carne o verduras cocinadas al vapor) y todo lo proveniente del yak, su leche, queso o carne. Además de restaurantes en cada pequeña población también encontraremos numerosos puestos callejeros donde se puede saborear esta deliciosa comida. La comida nepalí guarda muchas similitudes con la cocina india y por tanto, en su mayoría vegetariana aunque con influencias de la comida china y tibetana.

Dinero

Viaje yoga TíbetLa divisa oficial de China es el “yuan” y en Nepal, las rupias nepalís, por lo que en este viaje utilizaremos dos monedas. En China se pueden cambiar los Euros y en las grandes ciudades existen bancos y cajeros de donde sacar dinero con tu tarjeta de crédito. Cambiaremos el presupuesto al llegar a Pekin y en Nepal, nada más cruzar la frontera. Realizar pagos con la tarjeta no será lo habitual en los pequeños establecimientos y comercios.

Visado y permisos

Para viajar a China y Tíbet es necesario un pasaporte en vigor con una validez de al menos 6 meses desde la fecha de expiración del mismo y un visado. Facilitándonos el pasaporte y una fotografía, nuestros compañeros del Paso Noroeste se encargarán de tramitarlo junto con todos los permisos necesarios para entrar en Tíbet. El visado de Nepal lo tramitaremos en la propia frontera.

Viaje yoga Tíbet China y Nepal ¿preparado para disfrutar de la aventura?

Reserva tu plaza