image

Viaje yoga y masaje tailandés:

El bullicio de la capital (días 1-4)

Nuestro primer contacto será Bangkok donde disfrutaremos de una de las ciudades más bulliciosas y cosmopolitas de Asia: templos, Budas, palacios y monjes de túnica azafrán conviven con rascacielos, centros comerciales modernos, tuktuks y una animada vida nocturna. Cada mañana seremos testigos de cómo despierta la ciudad mientras realizamos nuestras sesiones de yoga revitalizadoras junto al río Chao Phraya. Combinaremos la práctica diaria de yoga con la incorporación paulatina de las primeras nociones teóricas y prácticas del masaje tailandés.

viaje yoga tailandiaVisitaremos el Gran Palacio Real y los cientos de estupas y templos diseminados por la ciudad así como el famoso Wat Pho donde se imparten los masajes tradicionales que llevan el nombre de este templo-palacio. Tendremos la oportunidad de experimentar en nuestro propio cuerpo un masaje que fue diseñado para tratar a la familia real con un protocolo muy educado y respetuoso: presiones profundas y precisas en las líneas “Sen” o canales energéticos, y estiramientos y movilizaciones articulares para desbloquear tanto a nivel energético como muscular.

Degustaremos la deliciosa cocina Thai en los puestos callejeros de comidas y frutas tropicales, navegarás por sus canales, conocerás a mochileros venidos de todo el mundo en la concurrida Khao San Road o pasear por los mercados de Chinatown o Chatuchak. Y si todavía te quedan ganas… ¿un masaje para acabar el día?

Templos perdidos en la jungla (días 5-12)

Viaje yoga TailandiaDe camino hacia el norte visitaremos la antigua ciudad imperial de Shukothai con sus famosas ruinas y restos arqueológicos. Podremos visitar el complejo de templos y budas en un agradable paseo en bicicleta, el enclave y escenario mágico para nuestra sesión de yoga rodeados de una naturaleza exuberante en la que fue antigua capital del reino de Siam. En este paraje único comenzaremos a descubrir la práctica del masaje estilo “Chiang Mai” utilizando movilizaciones articulares y estiramientos aunque con maniobras en las que se utilizan manos, pies, codos y rodillas.

Viaje yoga y masaje tailandésNuestro siguiente destino es la segunda ciudad más importante del país conocida también como la Rosa del Norte o el alma de Tailandia. Chiang Mai cuenta con de 300 templos, mercados diurnos, nocturnos, festivales y vida local en una ciudad “viva” donde los artistas tailandeses vienen a retirarse.
Desde Chiang Mai podremos realizar excursiones por la naturaleza, recargarnos de energía en nuestras sesiones de yoga y masaje thai, deambular entre templos, terracitas y tiendas con encanto, galerías de arte para todos los gustos…

La que sin lugar a dudas es la ciudad más bohemia y artística de Tailandia alberga también un buen número de maestros y médicos tradicionales con los que podremos ampliar tu nuestro conocimiento, técnica y experiencia en terapias ancestrales: ¡un regalo!

viaje yoga tailandiaSi además eres amante de la gastronomía, Chiang Mai te enamorará con su gran abanico de restaurantes orgánicos y vegetarianos. Podremos asistir a un curso de cocina thai donde tu mismo recolectarás los ingredientes de la huerta y luego degustar tu propia comida. Aunque quizás prefieras la adrenalina y saltar a 50m rodeados de la selva tropical tailandesa. Desde Chiang Mai tomaremos un avión destino islas del sur

Las paradisíacas playas del sur (días 13-18)

¿Alguna vez has soñando con sentarte en una playa de fina arena blanca, bajo una palmera y bañarte en aguas color azul turquesa buceando entre peces de miles de colores?

viaje yoga TailandiaSi eres de los que prefieres explorar nuevas islas y disfrutar de la naturaleza de forma más activa, Krabi te encantará pero sea cual sea la elección, no defraudará a nadie: bungallows para disfrutar de los sonidos nocturnos del mar y la naturaleza más salvaje, sesiones de yoga en atardeceres inolvidables, leer en una hamaca bajo unos cocoteros, sumergirte en sus templadas aguas haciendo snorkeling o submarinismo en los espectaculares arrecifes de coral, escalada, relajados paseos por la naturaleza más salvaje, kayak…

El sosiego que nos proporciona la naturaleza y las playas en este pequeño paraíso nos llevará a un final de viaje con la práctica más divertida, dinámica y occidental del masaje tailandés: el Thai Yoga.
El masaje se transforma en una coreografía delicada y fluida donde se crea una relación especial entre masajista y paciente, una sincronización de cuerpos y respiraciones que lo convierten en una experiencia conciliadora y expansiva.

Desde las islas del sur, vuelta a Bangkok, últimas compras y avión de vuelta a casa.

¿Te vienes con nosotros?

Reserva tu plaza