image

Yoga en Sri Lanka: ruta del viaje

Descubre la ruta que durante 16 días seguirán los viajeros que se unan a nuestra aventura haciendo yoga y recorriendo Sri Lanka.

Sri LankaEl esplendor cingalí (días 1-7)

Tras aterrizar en la antigua Ceylan nuestro viaje comenzará en Negombo, una ciudad que vive fundamentalmente de la pesca y el turismo y con la mayor concentración de cristianos en la isla.

Descansaremos del largo viaje, retomaremos fuerzas y nos dirigiremos al centro cultural de la isla para recorrer el llamado triángulo cultural con sus vértices en las ciudades de Anuradhapura y Polonnaruwa . En estas dos antiguas ciudades no pararemos de visitar templos, estupas y monumentos a Buda custodiados por monos. Los cingaleses erigieron aquí sus principales ciudades y nos dejaron inumerables templos y restos arqueológicos. Las maravillosas cuevas de Dambulla que albergan los templos con los Budas y la roca de Sigiriya serán un must en el viaje. Sin duda la espiritualidad de estos lugares no dejarán de sobrecogernos, una energía perfecta para acompañarnos en las sesiones de yoga al comenzar o terminar el día.

El interior de la isla (días 8-11)

Nuestra aventura continuará hasta el corazón de la isla y llegaremos hasta Kandy, ciudad sagrada para el budismo y un importante foco de peregrinación religioso ya que alberga una de las reliquias más importantes en la isla con un diente del Buda Gautama.

La “capital de las montañas” Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO también nos regalará una naturaleza exuberante con el jardín botánico más grande del país donde se agolpan palmeras, orquídeas y plantas tropicales autóctonas que crean un verdadero jardín del Edén. También pasearemos por sus calles coloniales, sus múltiples bazares o los abarrotados mercados rebosantes de especias o artesanía donde podremos admirar las costumbres y el día a día de sus gentes y la sinfonía de olores que abarrotan sus puestecitos con cardamomo, clavo, jengibre, té fresco o canela.

Sri LankaDesde Kandy nos adentraremos en la alta y brumosas montañas atravesando sus bellísimos paisajes y pueblos de película. Tomaremos el tren lento en alguno de sus tramos, convirtiendo el propio viaje en el aliado perfecto de los amantes de la fotografía con instantáneas únicas: recolectores de té que parecen coloridas mariposas entre los arbustos, locales saludando, selva, alta montaña, cascadas…

Nuestro viaje atravesando la alta montaña nos llevará hasta la pequeña y tranquila Ella, nuestro campamento base para disfrutar de una naturaleza exuberante, vida local, excursiones y caminatas rodeados de plantaciones donde conocerás todo sobre el te. Disfrutaremos de sesiones de yoga más relajantes o restaurativas tras los paseos y caminatas del día… o con sesiones más dinámicas y activas para empezar el día con energía y vitalidad.

El paraíso continúa (días 12-16)

Sri LankaDesde la alta montaña nos desplazaremos hasta el sur de la isla donde nos recibirá la belleza de las playas del sur y Galle, una ciudad Patrimonio mundial de la UNESCO que cuenta con el centro colonial histórico más bello de todo el país. Dependiendo de la energía y ritmo del grupo, podremos visitar algunas de las playas más cercanas como Hikkaduwa, Mirissa o Tangalle.
Surf, buceo, snorkelling, tortugas, lagos, atardeceres bellísimos, templos, mercados, vida local y por supuesto yoga, serán algunas de las actividades que podremos realizar nuestros últimos días en la perla del Índico. Estamos seguros que la costa y playas de Sri Lanka te van a enamorar con su belleza exuberante y sus largas playas salpicadas de vegetación tropical, un colofón final del viaje que no te decepcionará.

Desde el sur, volveremos hasta el aeropuerto cingalés para tomar un vuelo que nos lleve de vuelta a casa llenos de energía y vitalidad por una experiencia que quedará grabada en nuestras memorias para siempre.

Yoga en Sri Lanka ¿te vienes con nosotros?

Reserva tu plaza

(*) Viaje ofrecido con la agencia de viajes de aventura “Paso Noroeste”.