El universo me ha hecho un regalo este verano 2014: mi primer viaje a India con una coordinadora genial, Mónica! Con ella y junto a ocho compañeros más hemos viajado por el norte de India haciendo yoga. Bajo su experiencia ella hizo una buenísima selección de cada ciudad que visitamos, vivimos momentos únicos haciendo yoga frente al Taj Mahal, al amanecer y al anochecer, frente al Ganges en Varanasi, en los parques de Delhi y muchos lugares mágicos e inolvidables.
La vivencia de dormir en el Golden Temple en Amritsar, de ver el cambio de guardia en la frontera con Pakistán, visitar la residencia del Dalai Lama en Dharmsala y poder experimentar diferentes tipos de yoga, pranayama con su gurú en una cueva en Rishikesh… tanto que contar! Mónica me acompañó en un viaje al alma, a los sentidos, fue sin duda una inyección de humanidad.
Mónica, te deseo todo lo mejor de lo mejor!!! No puede ser de otra manera porque has sido una maestra para mi. Todo mi cariño.

Iria